lunes, 11 de mayo de 2015

«Viaje de estudios» (2004)

Irrumpen con Viaje de estudios sin saber todavía la que acaban de organizar. Es el año 2004 y el nombre de Lori Meyers comienza a sonar de repente. Aportan frescura y juventud. Miles de seguidores se aficionan al colorido de sus canciones. Son granadinos, como Los Planetas. Y las comparaciones no tardan en salir. También las airadas críticas saltan. Lo de siempre. El éxito pasajero que muchos vaticinaban no se da. A fecha de hoy, cinco álbumes (¡ya!) refrendan su consolidada trayectoria.

Apuestan por un pop efusivo y melódico. Sus estribillos son pegadizos. Las letras se nos quedan de tan sencillas que son. El tema de apertura, Viaje de estudios, suena contundente. Mucho más que el resto del disco. El pop guitarrero, con reminiscencias planetarias, nos confunde en este primer tema. Entran con un sonido arrollador, aunque la melosa voz de Noni ya deja entrever que la armonía vocal se va a imponer frente a la estridencia instrumental. Ejemplo de ello sea, quizás, la infravalorada Dos hombres con sombrero... «que no quiero olvidarte y sin ti ninguna parte es azar». También Canadá o Zona errónea entran dentro de este grupo.

La ola de frescura que traen consigo gana fuerza haciendo memoria sobre ese «lugar donde podríamos estar y que nadie pueda que nadie pueda encontrar» o recordando un alegre despertar cuando «te llamo desde un barco y tardas en bajar, no me hagas sufrir más». Son Ya lo sabes y Tokio ya no nos quiere. Dos clásicos más que enlazan con la genial Mujer esponja: «ella es lo que busco de verdad». Engañar no engañan a nadie. A partir de aquí el (agradecido) desorden se impone. Tienen energía, pero les sobra un punto de pretenciosidad. No hacía falta abarcar tanto. El aire sesentero de Parapapa se entremezcla con el genial «yo quiero ser como Peter Pan» y su De superhéroes.

El viaje sigue en pie. «Ven al final del fin con nosotros, un lugar lejos de aquí y todos locos» exclaman en ¿Dónde están mis maletas? mientras lanzan una invitación al aire en la mejor canción del disco, Ham'a'cuckoo: «y si quieres venirte conmigo a un viaje espacial». Acaban de ganarnos para su causa. Estamos dentro del plan. Y no se han complicado la vida. No nos han engañado. Ritmos sencillos, letras directas y una voz contagiosa para hablar sobre lo de siempre: amores, riñas, ligues y enfados. La ecuación no falla. Más todavía si la resuelves con la frescura con que lo hace Lori Meyers.

Podremos disfrutar de ellos en el... ¡Medusa SunBeach Festival 2015!

0 comentarios:

Publicar un comentario