miércoles, 6 de mayo de 2015

«What did you expect from Vaccines?» (2011)

No van a cambiar el mundo con sus letras. Musicalmente tampoco han inventado nada nuevo. Pero y qué, sus canciones suenan bien. Pegadizo como pocos, el cuarteto londinense -afincado en la atractiva y oscura voz de Justin Young- sale con desparpajo, retando al público: What Did You Expect from the Vaccines? Probablemente poco. Y ahí, en no creerse nadie, reside su principal mérito. Les sobra gancho para revolucionar el panorama indie sin pedantería ni pretenciosidad. Son sencillos, directos y hablan de lo de (casi) siempre: amor y desamor.

Se meten en un bar, Wreckin' bar (ra ra ra), para tontear con una chiquilla a la que doblan la edad. «Les femmes, les bars, c'est pas une joie». Acaban de hacer su carta de presentación. Empiezan ágiles. Son treintañeros y viven en la despreocupación. Suena If you wanna cuando, guitarreros y efusivos, confiesan: «Alone, all alone, I am on my own». La novia le dejó hace un tiempo y él sigue dándole vueltas al asunto... «It's only been a year but it feels like a lifetime here... How's it been for you?» le pregunta a aquella en la pesarosa A lack of understanding. Paréntesis melancólico. Aunque tranquilos, que no cunda el pánico: estos chicos no miran hacia atrás dos veces.

Parecen adolescentes, pese a que no lo son. Simplemente quieren olvidarse de todo. Vuelven a agitar el ritmo entreteniéndose con otra chiquilla. Esta vez una modelo danesa, A-m-a-n-d-a Norgaard se llama. «She's only seventeen so she's probably not ready». No se esconden. El tema enlaza perfecto con el siguiente, uno de los hit del disco -Post break-up sex-. Otro encuentro casual, nada serio: «Post break up sex that helps you forget your ex. What did you expect from post break-up sex?» Pues eso. All in white es la canción que mejor les define. Saben hacer pop eléctrico. Nos lo han dejado claro. Pero aquí se vuelven menos frenéticos, más nostálgicos y dan con su equilibrio: «I've known you all my life, I was always wrong, you, all in white».

The Vaccines tienen el sonido de la juventud. Manda la despreocupación y la anarquía sentimental... «If at some point we all succumb for goodness sake, let us be young 'cause time gets harder to outrun and I'm nobody, I'm not done». Estamos con Wetsuit, quizás su canción emblema. Dibujan así una isla llena de gente en mitad del verano y te llevan allí. Puedes cantar, saltar, perseguir chicas o hacer lo que te dé la gana. Tanto les da. Solo acuérdate de una cosa: «Slow it down, go easy on me».

0 comentarios:

Publicar un comentario